20 de enero de 2019

Obsesión is here

¿Seguís a Kat de Little Rebel Dolls en instagram? Yo si.
Me encanta lo que hace Kat. De hecho lo he demostrado con hechos dos veces: comprando mi cabecita de Jelle y comprando mi Maya. También me encantan el resto de cabezas que hace. Cada vez que sube fotos me enamoro más y más. Por ella me haría una colección entera de chicos SD xDDD.

Pero "todos sabemos" que yo soy de chicas y que el tamaño SD no es precisamente lo mío. Tengo una Merry y tengo una Jelle porque SON una Merry y una Jelle, que si no... no tendría SDs.

Pero Kat ha estado trabajando en algo, una versión mini de una de sus cabezas. Una versión en tamaño 1/4. La cabeza se llama Kamu y ya ha salido el preorder de la cabeza en tamaño 1/3, que por cierto me encanta, igual que el resto de sus cabezas, pero volvemos a lo de siempre: SDs y yo = no.

Pero pensar en esa cabeza 1/4... Primero no quise prestar mucha atención. Al fin y al cabo tengo en casa un chico al que no le hago ni puñetero caso y que pienso en vender cada 2x3. Pero por más vueltas que le doy a ese Kamu 1/4 y más fotos veo, más me obsesiono. Se que no debería, que hay otras cosas que van antes, pero el preorder de mini Kamu sale el mes que viene y yo ya llevo ahorrando desde principios de mes, pensando si me encajaría en casa.

La cuestión es... Si finalmente vendo mi Seorin, ¿qué pasará con Kannen? Es decir, con el personaje. Se que dije que no podía concebir el personaje sin el muñeco, pero quizá podría hacer la prueba y más con un muñeco que me gusta tanto. Si luego la cosa no cuaja, siempre puedo darle otro nombre, otra personalidad y listo. Es más, Kamu funciona como chica (ya tengo la prueba con gente que ha comprado la versión 1/3 y la ha hecho chica), así que si no me convence Kamu como Kannen, siempre podría hacer borrón y cuenta nueva y crearle un personaje femenino cambiándole el cuerpo.
También puedo hacer una limpieza en la historia de Yoko y Kannen. Aunque me da lástima porque la tengo bastante avanzada... Pero al menos darle unos cuantos toques a la historia de Kannen para que se adapte mejor al nuevo molde... no se.

La cuestión es que me llama muchísimo Kamu y Kannen se va a quedar huérfano de molde tarde o temprano, así que si sumamos 2+2... la cosa está clara xD.
Llevo tanto tiempo mirándome el tema que hasta he mirado cuerpos, estéticas que le pegarían al molde y de todo...

Tengo unas ganas de que salga el preorder... Lo gracioso es que la última incorporación a la familia fue Chell, que es la Maya y si finalmente me meto en el preorder, el siguiente sería el Kamu xD ambos de Little Rebel Dolls... Para que luego me digan que no tengo una obsesión con las artistas españolas... NOOOO QUEEE VAAAAA xDD

13 de enero de 2019

La página de facebook

Si, se que publiqué la semana pasada y si, se que dije que este año espaciaría más los posts haciéndolos una vez cada 15 días en vez de una vez a la semana... pero si tengo cosas que contar, no voy a privarme de publicar xD.

Después del por culo que di sobre si hacerme una página de facebook para estar más activa en el hobby por allí, ha pasado lo que me temía: no la uso. La intención era "publicitar" mi blog por allí, pero a la hora de la verdad no me gusta hacerme auto-promo. Si surge el tema yo doy mi enlace, pero estar publicitando mi blog cada vez que publico algo y pensar que todo el mundo va a leerlo... no es algo para mi ni para el tipo de publicaciones personales que hago.
Es decir xD obviamente si hago posts públicos se que tarde o temprano serán leídos, pero es diferente dejarlos aquí y que lo lea quién lo tenga que leer, que ponerme a publicitarlo por facebook. No se, al menos a mi se me hace diferente.

Si hiciera fotohistorias como hacía antaño o si escribiese reviews o cosas más... ¿periodísticas? xD pero para un blog personal no me va el tema.
Así que he cerrado la página de facebook y me he quitado un peso de encima, para qué engañarnos. Era como un tema pendiente que tenía: subir fotos, publicar los enlaces (que llevaba un montón atrasados que ya no iba a publicar, pero quedaba raro no ponerlos, así que no publicaba los siguientes xD), invitar a gente a que le diera me gusta (otra cosa que no me hacía especial gracia).

De modo que, actualmente, los sitios en los que publico cosas relacionadas con las BJD son el blog e instagram. Sigo en contacto con la comunidad a través de facebook pero usando los grupos y las fotos ya no las cuelgo en flickr en vista de los últimos cambios que han hecho. Ahora hay un máximo de 1000 fotos y he tenido que hacer un señor vaciado de mi cuenta para poder conservar fotos de las muñecas que tengo a modo de portfolio. Seguramente cuando amplíe la familia haré nuevos álbumes para los nuevos integrantes y colgaré fotos nuevas, pero no creo que use flickr para mucho más que eso.

6 de enero de 2019

El blog y yo a partir de ahora

He estado reflexionando sobre lo que puse en la última entrada. Sobre mis propósitos para este año, concretamente sobre el blog.

Hasta ahora he intentado ir actualizando el blog una vez por semana para no abandonarlo y perder el hilo, pero últimamente estoy bastante desconectada del hobby. Ya no es como antes, como cuando estaba en los foros y estaba súper activa, asistía a quedadas, hacía miles de fotos para diferentes actividades y además, creaba fotohistorias y mil cosas más. Ahora la verdad es que llevo el hobby de una manera muy diferente. Sigo queriendo tener el blog como un lugar donde colocar todo lo relacionado con mis muñecas, pero no es lo mismo, no tengo tanta información que poner.

Ya cuando escribí la entrada anterior pensé en espaciar más los posts. En vez de una vez a la semana, una vez cada 15 días o incluso una vez al mes. Por ahora probaré con la primera opción y a ver qué tal me va.

Aviso sobre todo por mi misma, porque se que querré saber cuándo y por qué tomé la decisión, pero también por si veis que de ahora en adelante publico menos. No es porque me olvide, sino porque es a posta.

30 de diciembre de 2018

Repaso 2018 y Propósitos para 2019

Los propósitos que me marqué para este año eran escasos porque para 2017 apenas pude cumplir nada. Estaba pasando por una muy mala época y la verdad es que ni tenía fuerzas ni ganas para ponerme con nada. Este año he estado bastante mejor, aunque mi vida ha pegado un cambio radical y no he tenido mucho tiempo para poder dedicarme al hobby como me hubiese gustado.

La verdad es que en parte agradezco el haberme marcado pocos propósitos, porque así he podido medio cumplirlos (o al menos "tocarlos"). La lista era:
- Mandar a maquillar por lo menos a Becca y Chell por un lado, a Taika por otro y encontrar a quién me maquille a Kannen.
¡Becca y Chell están maquilladas! Pero no puedo decir lo mismo de Taika y Kannen. Y es que cuando me planteé mandar a maquillar a Taika me di cuenta de la pedazo de puesta a punto que le hace falta, de modo que pensé que lo suyo era desmontarla entera, darle un super baño y cambiarle las gomas. Hice el pedido de gomas para todas mis minifee y la cosa se ha estado alargando hasta ahora, buscando un rato para poder hacer esa puesta a punto. En cuanto a Kannen... bueno, las cosas están complicadas como comenté en la entrada anterior.
- Continuar con el blog
Y he continuado. De hecho he posteado entradas cada mes de forma regular (salvo en agosto y en octubre, que solo publiqué una entrada porque no tenía tiempo)
- Recuperar el gusanillo por hacer fotos.
Quizá es el propósito que menos he cumplido, pero también era el que sabía que me iba a costar más. No obstante he hecho más fotos que en 2017 y se trataba de eso.

Para 2019 tampoco quiero ser muy ambiciosa. Ahora mismo no tengo mucho tiempo para dedicar al hobby y con la mudanza estoy bastante pelada xD así que tampoco puedo gastar demasiado. No se cómo avanzará el año, pero no quiero fliparme y luego quedarme con propósitos sin cumplir.

- Hacer una puesta a punto de Yoko y Taika. Y con esto me refiero a desmontarlas enteras, hacerles una super limpieza que incluya un tratamiento de blanqueamiento, cambiarles las gomas y dejarlas sin maquillaje. *Como optativo añadiré el mandarlas a maquillar, pero estando las cosas como están ahora, no voy a contar con ello* No incluyo a Kannen en este punto por razones obvias.

- Hacerle una super limpieza a Erika con cambio de gomas incluidas (lo pongo a parte porque a ella no le haré el blanqueamiento por llevar el cuerpo de Souldoll y tener maquillaje definitivo).

- Seguir publicando en el blog. Sobre todo contar más sobre mis proyectos de ganchillo, que no pongo nunca nada. Quizá espaciar un poco más las publicaciones para no verme agobiada.

- Hacer proyectos ganchilleros para mis bjd. Es algo que tengo pendiente desde hace la tira y nunca acabo de ponerme.

- ¡Fotos! Coger de vez en cuando la cámara para hacerle fotos a las muñecas y colgarlas en instagram para que no se me muera de asco la cuenta.

Si, se que repito propósitos, pero me parecen importantes. En el caso del blog me gustaría mantenerme por aquí porque me resulta interesante leerme al cabo del tiempo y ver en qué estaba ocupada en tal o cuál época. El propósito de las fotos me sirve para hacer auto-análisis a final de año y así esforzarme más.

23 de diciembre de 2018

Kannen

Pues el dilema con Kannen continua.

He hecho varias entradas en las que dedico párrafos a romperme la cabeza sobre qué hacer con el muñeco, el personaje... En fin. Aquí volvemos una vez más.

En vista de que acaba el año, me puse a hacer un breve repaso mental de cómo llevo la familia (también ha ayudado el hecho de que los he ido sacando de las cajas y metiendo en la vitrina). Y Kannen es el único que, aunque por un lado tiene personaje y forma parte de una historia que tengo pensada desde que prácticamente empecé en el hobby, por otro lado es el que más me sobra. Así que me he puesto a pensar seriamente sobre qué hacer con él.

Iremos por partes porque me resultará mucho más sencillo.
Cuando hablo de Kannen, siempre pienso en mi Minifee Seorin. Es decir, que me refiero a ese molde concretamente. Me pasa también con el resto de mis muñecas (sobre todo las que no tienen historia y como personaje solo tienen una breve descripción sobre la personalidad). Se que hay gente que rolea y tiene sus personajes por un lado y luego los moldes por otro, incluso varios moldes para un mismo personaje (la versión adulta y la versión joven o la versión animal y la versión humana). Pero ese no es mi caso.
No obstante, la historia de Yoko y Kannen es tan "antigua" (en cuanto a mi trayectoria en el hobby, porque es de cuando empecé) que primero creé los personajes y un boceto de la historia y después me dediqué a buscar moldes que me pegaran para enresinarlos. Es algo que ya no hago, porque realmente no me gusta y siempre acabo teniendo problemas con esos moldes.
En el caso de la Minifee Miyu (Yoko) fue fácil, porque era un molde que ya me gustaba mucho y me valía para el personaje sin problemas. Pero encontrar un molde para Kannen fue tedioso.


He de aclarar que me gustan más los moldes de chica que los moldes de chico. Parece que siempre hay una pequeña preferencia, en mi caso es una clarísima preferencia por las chicas desde el primer día. He intentado tener variedad, porque me gusta la idea de tener un poco de todo, pero a la hora de la verdad... molde masculino que he tenido, molde que me ha dado problemas y con el que no me he hecho ni a tiros.

Las facciones del molde es algo que me trae de cabeza desde que llegó. Y me explico: en un principio escogí ese molde porque me gustaba, porque le veía potencial. Mi idea, teniendo en cuenta el personaje, era hacer un chico punk con media sonrisa algo traviesa quizá, pero expresión seria, incluso mirada cansada.
Primero intenté maquillarlo yo y me quedó fatal (cosa que no es de extrañar porque a mi tampoco es que se me de genial), pero después me lo maquilló otra persona pasándose por el forro todo lo que yo quería y, por compromiso, me tuve que comer ese maquillaje y no, nunca ha sido él. De hecho he acabado por verle tantos fallos que le he cogido manía. Ya no se si es un molde que pueda tener el aspecto que yo quiero, ya que la forma que tiene el hueso de las cejas, invita a hacerle con una expresión alegre, incluso dulce. También tiene una expresión sonriente que no pega con lo que a mi me gustaría tener.
Todo eso es lo que más me echa para atrás a la hora de mandarlo a maquillar. Si la persona a la que se lo mando no capta la idea que tengo y me hace un chico dulce, alegre y mono... volveré a tener ganas de lanzarlo por la ventana.

Pero cuando pienso en el personaje, me da pena simplemente deshacerme de él. La verdad es que es el único personaje masculino que conservo y no me veo buscando un nuevo molde para hacer de Kannen. Se me haría raro que a estas alturas fuese otro muñeco el novio de Yoko... creo que acabaría por cambiarle de nombre y crearle una nueva historia por no sentir que es él. Como si a mitad de la serie te cambian de actor a uno de los protas. También está el factor de que a mi realmente los moldes de chico... me gusta más verlos en fotos ajenas que tenerlos para mi.

En conclusión me encuentro: con un molde de chico (cuando soy más de chicas) que no encaja con el personaje, pero un personaje del que me da pena despedirme.

Mi eterno dilema.
Por eso he estado tanto tiempo pensando: va, si lo mando a maquillar me re-enamoraré de él y todo se arreglará. Pero empiezo a pensar que no vale la pena invertir en un maquillaje si hay tantas posibilidades de que no me hagan lo que yo busco o que aun con todo me pese más la manía que le he ido cogiendo con los años que el cambio de look.
Es posible que me toque malvenderlo y también por eso me resisto a ello. Hay días en los que me levanto y pienso: va, un pequeño empujoncito y acabo de tenerlo listo. Pero otros días simplemente quiero quitármelo de delante.

16 de diciembre de 2018

Lista de tareas

Estaba yo repasando las entradas antiguas del blog cuando he visto que hace mucho tiempo que no hago una lista de tareas de las mías. La última que he encontrado es de hace 3 años y aunque la verdad es que voy muy lenta cumpliendo puntos de las listas, creo que puedo hacer un repaso y actualizar.

Aquí está la lista que voy a repasar, por si queréis echar un vistazo. Primero voy a ver cuántas cosas he podido cumplir.

- Gally: 
La verdad es que al final no le hice ningún vestido porque tuve que dejar las clases de costura a medias (por cierto! a ver si puedo volver a apuntarme). Pero si que le compré un par de vestidos del estilo que quería en el Dolly Day y también unos zapatos que creo que son perfectos para ella.
Primer vestido que le compré + los zapatos
El segundo vestido

- Annika:
Finalmente se quedó con el primer cuerpo que pedí en April Story y estoy contenta con cómo le queda. Se que mucha gente se queja de la posabilidad de esta casa y la verdad es que no es como para tirar cohetes, pero la verdad es que por el precio que tiene y para lo que yo la poso, me quedo más que contenta. En cuanto a la ropa, ya tiene algunas cosas y tengo un estilo más o menos definido para ella.

- Yoko: 
Como siempre, el cambio de maquillaje queda pendiente. Vuelve a ser porque no me decido a quién mandarla y porque me gustaría aprovechar para hacerle una puesta a punto general (limpiarla, blanquearla un poquito ya de paso, cambiarle las gomas...). En cuanto a la ropa, la verdad es que he visto que tengo bastantes cosas de su estilo y decidí no comprar más de momento.

- Kannen:
Pues curiosamente tengo zapatos para él y por ahora no voy a comerme más la cabeza.

- Taika: 
Otra que vuelve a estar como Yoko, sin maquillaje. En su caso se a quién mandarla, pero quiero hacerle la puesta a punto antes. En cuanto tenga tiempo libre me pondré manos a la obra.

- Katja: 
Me puse en la lista hacerle una chaqueta de ganchillo, pero la verdad es que se me había olvidado por completo. Puse también que necesitaba medias, pero de esto si que tiene.

- Lille:
Ya tiene la peluca y los zapatos que quería.

- Becca:
Ya tiene maquillaje, una peluca que le va bien ¡y cuerpo para ella sola!

Así que desde 2015 he cumplido con 5 muñecos de 8. ¡No está nada mal! Como me faltan algunas cosas en la lista he pensado en ampliarla de forma que quedaría así:

Yoko y Taika:
- Puesta a punto y maquillaje nuevo

Katja:
- Nueva peluca

Marie:
- Nueva peluca
- Quizá un cambio de maquillaje

Becca:
- Zapatos

9 de diciembre de 2018

Las nuevas fichas

Hace ya un tiempo que renové las fichas de mis BJD y creo que no había hablado sobre ello.
Después de darle muchas vueltas al tema (incluso hacer varias entradas planeando qué hacer) decidí ponerme manos a la obra y decidí quedarme solo con las historias que tenía más desarrolladas y mejor planteadas. El resto las he borrado. ¿Qué ocurre con los personajes que formaban parte de las historias que se han ido al traste? Pues algunos siguen existiendo, solo que de una forma... "más resumida", por llamarlo de alguna manera, y otros directamente dejan de existir.

Vayamos por partes, como dijo Jack el destripador XD.

Erika y su historia siguen existiendo tal cuál estaban. Aquí no hay cambios. Lo mismo ocurre con la historia de Taika, que por cierto en algún momento futuro (algún año que me de por continuar ambas historias :___D) son relatos que deberían unirse.

En el caso de Yoko y Kannen tampoco hay cambios por ahora. Seguro que seguiré perfilando ambos personajes, porque me conozco y tengo muy clara parte de su historia, pero en cuanto al origen de los personajes me pierdo.

A partir de aquí ya todo cambia.

Marie y Katja ya no tienen historia, al igual que Lille. Antes tenían historia y personaje (aunque nada muy desarrollado). Marie y Katja tenían una historia en común y Lille tenía una historia con Gally y Annika. Ahora simplemente tienen una breve descripción sobre su personalidad.

Chell también tiene solo una breve descripción sobre su personalidad, solo que ella nunca llegó a tener historia ni personaje ni nada.

Gally y Annika ya no tienen historia. Tampoco tenían una historia concreta, solo trasfondo sobre ambos personajes. Ahora tienen una descripción sobre su personalidad y un apunte sobre que son hermanas (no he querido perder ese detalle, ya que es importante para mi).

Becca tampoco tiene historia y solo tiene descripción sobre su personalidad. Es probable que llegue el día en el que me anime a desarrollar mejor su personaje, aunque no creo que le escriba historia.

Con todos estos cambios me siento más liberada y mucho más cómoda con las muñecas que tengo en casa y cómo llevo la colección. Ya no me siento presionada u obligada a nada (por ejemplo a separar unas muñecas de otras en las fotos porque tenían historias diferentes).